Google quiere ser el portal de referencia
Si hay algo que queda claro con esta última actualización es que Google quiere convertirse en el portal donde las personas decidan a qué hotel quieren ir y cuánto quieren pagar por ello. El buscador agrega gran cantidad de contenido tanto orgánico como de pago: fotos, reseñas, precios, descripción de habitaciones, mapas…

Google pretende así desbancar a las OTAs en su capacidad de comprar y contrastar hoteles, usando herramientas como son filtros, mapas o reviews para definir al máximo la búsqueda. Con esta adaptación, Google se posiciona como el lugar donde se llevará a cabo toda la investigación y toma de decisiones de los huéspedes.

Y los hoteles deben aprovecharse de esto para destacar su precio directo, pues, probablemente, ganan a las OTAs en esta batalla que Google ha entablado. Sobre todo, mientras Google siga permitiendo a los hoteles que la reserva se lleve a cabo en su motor de reservas. Algo que, como ya han reiterado, no va a cambiar.