octubre 7, 2022

MARQUETING DE CONTINGUTS

Empreses Andorra | Ofertes Andorra | Esdeveniments Andorra | Anuncis Andorra | Empreses

Local histórico Nos llaman un clásico de toda la vida, pero nosotros preferimos llamarlo la casa de todos nuestros clientes y clientas y de sus hijos e hijas. Casa Alfonso Inicios Fue en el año 1934 cuando se inauguró Casa Alfonso. Los protagonistas de ese evento fueron el bisabuelo Alfonso junto la bisabuela Rosario, la 1a generación de la familia, los que dirigieron el establecimiento. Además, el local abrió sus puertas con lo que hasta el momento funcionaba como un almacén de curtidos en una época dura, nada fácil para Barcelona, debido a que 2 años después empezó una Guerra Civil en España que duró 3 años ,desde 1936 hasta el fin de la contienda en el 1939.  Desde que Casa Alfonso abrió sus puertas, se conocía como la emblemática charcutería-colmado donde ir a comprar los mejores ibéricos y mariscos, pudiendo degustar allí mismo sus productos, deleitándose también con algún que otro bocadillo preparado con pan vienés, o con el famoso Llonguet , por nuestra ya conocida Abuela Ramona y Abuelo Alfonso, siempre tan atentos con el público, dando lo mejor de ellos. Pero llegados los 70, gracias a un cliente de la Casa, curioso por probar otros tipos de pan, se incorporó por primera vez en Barcelona el hoy típico bocadillo en pan de barra flauta ,muy similar a la clásica baguette francesa . Llegados los años 80 tocó compartir conocimiento y ceder parte de la dirección a la tercera generación de Alfonsos, el actual propietario. Quien adaptó Casa Alfonso a lo que hoy conocemos como Taberna histórica y Colmado Gourmet Alfonso, con una selecta bodega, platos, tapas, selección de ibéricos y repostería , dejando de ser el hasta entonces bar de bocadillos de referencia de Barcelona para convertirse en la imprescindible referencia gastronómica, siempre manteniendo la tradición y esencia en su mobiliario y platos, elaborados con el mismo mimo, amor y detalle de entonces, tal como los preparaban las abuelas de la casa. En la actualidad, Casa Alfonso sigue siendo la Taberna Histórica y Colmado Gourmet que ofrece su propia marca de ibéricos y su amplia selección de productos 100% ecológicos, además de dar paso a la cuarta generación, una generación encabezada por Claudia, ofreciendo su detalle, mimo y exigencia, de la misma manera que lo han hecho todas las mujeres de la familia..

Local histórico Nos llaman un clásico de toda la vida, pero nosotros preferimos llamarlo la casa de todos nuestros clientes y clientas y de sus hijos e hijas. Casa Alfonso Inicios Fue en el año 1934 cuando se inauguró Casa Alfonso. Los protagonistas de ese evento fueron el bisabuelo Alfonso junto la bisabuela Rosario, la 1a generación de la familia, los que dirigieron el establecimiento. Además, el local abrió sus puertas con lo que hasta el momento funcionaba como un almacén de curtidos en una época dura, nada fácil para Barcelona, debido a que 2 años después empezó una Guerra Civil en España que duró 3 años ,desde 1936 hasta el fin de la contienda en el 1939.  Desde que Casa Alfonso abrió sus puertas, se conocía como la emblemática charcutería-colmado donde ir a comprar los mejores ibéricos y mariscos, pudiendo degustar allí mismo sus productos, deleitándose también con algún que otro bocadillo preparado con pan vienés, o con el famoso Llonguet , por nuestra ya conocida Abuela Ramona y Abuelo Alfonso, siempre tan atentos con el público, dando lo mejor de ellos. Pero llegados los 70, gracias a un cliente de la Casa, curioso por probar otros tipos de pan, se incorporó por primera vez en Barcelona el hoy típico bocadillo en pan de barra flauta ,muy similar a la clásica baguette francesa . Llegados los años 80 tocó compartir conocimiento y ceder parte de la dirección a la tercera generación de Alfonsos, el actual propietario. Quien adaptó Casa Alfonso a lo que hoy conocemos como Taberna histórica y Colmado Gourmet Alfonso, con una selecta bodega, platos, tapas, selección de ibéricos y repostería , dejando de ser el hasta entonces bar de bocadillos de referencia de Barcelona para convertirse en la imprescindible referencia gastronómica, siempre manteniendo la tradición y esencia en su mobiliario y platos, elaborados con el mismo mimo, amor y detalle de entonces, tal como los preparaban las abuelas de la casa. En la actualidad, Casa Alfonso sigue siendo la Taberna Histórica y Colmado Gourmet que ofrece su propia marca de ibéricos y su amplia selección de productos 100% ecológicos, además de dar paso a la cuarta generación, una generación encabezada por Claudia, ofreciendo su detalle, mimo y exigencia, de la misma manera que lo han hecho todas las mujeres de la familia..

Local histórico
Nos llaman un clásico de toda la vida, pero nosotros preferimos llamarlo la casa de todos nuestros clientes y clientas y de sus hijos e hijas.

Casa Alfonso

Inicios

Fue en el año 1934 cuando se inauguró Casa Alfonso. Los protagonistas de ese evento fueron el bisabuelo Alfonso junto la bisabuela Rosario, la 1a generación de la familia, los que dirigieron el establecimiento. Además, el local abrió sus puertas con lo que hasta el momento funcionaba como un almacén de curtidos en una época dura, nada fácil para Barcelona, debido a que 2 años después empezó una Guerra Civil en España que duró 3 años ,desde 1936 hasta el fin de la contienda en el 1939.

 Desde que Casa Alfonso abrió sus puertas, se conocía como la emblemática charcutería-colmado donde ir a comprar los mejores ibéricos y mariscos, pudiendo degustar allí mismo sus productos, deleitándose también con algún que otro bocadillo preparado con pan vienés, o con el famoso Llonguet , por nuestra ya conocida Abuela Ramona y Abuelo Alfonso, siempre tan atentos con el público, dando lo mejor de ellos.

Pero llegados los 70, gracias a un cliente de la Casa, curioso por probar otros tipos de pan, se incorporó por primera vez en Barcelona el hoy típico bocadillo en pan de barra flauta ,muy similar a la clásica baguette francesa .

Llegados los años 80 tocó compartir conocimiento y ceder parte de la dirección a la tercera generación de Alfonsos, el actual propietario. Quien adaptó Casa Alfonso a lo que hoy conocemos como Taberna histórica y Colmado Gourmet Alfonso, con una selecta bodega, platos, tapas, selección de ibéricos y repostería , dejando de ser el hasta entonces bar de bocadillos de referencia de Barcelona para convertirse en la imprescindible referencia gastronómica, siempre manteniendo la tradición y esencia en su mobiliario y platos, elaborados con el mismo mimo, amor y detalle de entonces, tal como los preparaban las abuelas de la casa.

En la actualidad, Casa Alfonso sigue siendo la Taberna Histórica y Colmado Gourmet que ofrece su propia marca de ibéricos y su amplia selección de productos 100% ecológicos, además de dar paso a la cuarta generación, una generación encabezada por Claudia, ofreciendo su detalle, mimo y exigencia, de la misma manera que lo han hecho todas las mujeres de la familia..