Vamos a quedarnos en casa y a respetar el trabajo de nuestros sanitarios