Seguro que nuestro hotel tiene algo que contar, como le ocurrió al Grand Hotel Budapest de la película

Por último, piensa también que si el vídeo está hecho por un profesional del vídeo, quedará mucho mejor que si el formato es más casero, aunque también puede funcionar. Y es que los vídeos en vivo, que demuestren cercanía tienen mucho éxito. Además, casi todas las redes sociales ofrecen ya retransmitir en vivo, lo que crea un sentimiento de presencia y personalidad. En cuanto a las campañas publicitarias, mucho mejor utilizar vídeos de cápsulas (5 segundos). Si quieres informar sobre diferentes ofertas, por ejemplo, hazlo en varios vídeos cortos. Ads La mayoría de la gente encuentra irrelevantes y molestos los anuncios. Esto es así. ¿Cómo acertar entonces? Primero, haciéndolos personalizados. ¿Una locura? Según se mire. La clave pasa por hacer llegar el anuncio a los seguidores oportunos en el momento exacto. Y eso se consigue segmentando el big data de nuestros huéspedes de tal forma que lo convirtamos en un smart data muy concreto. S e puede hacer en redes sociales, pero también en otro tipo de campañas. Por ejemplo, estos datos bien segmentados pueden utilizarse después para hacer campañas de email marketing donde enviar ofertas específicas. Habitaciones La posibilidad de que el huésped personalice el interior de su habitación parece una tendencia futura que poco a poco se va haciendo realidad. Mover paredes, camas, elegir diferentes elementos decorativos y de interiorismo… Internet de las Cosas ofrece estas posibilidades gracias al uso inteligente de la iluminación, de la temperatura o del control de dispositivos. Con este enfoque, el cliente puede crear un espacio muy personal y auténtico. Y podrá elegirlo incluso, gracias a la realidad virtual o aumentada, en el momento de concretar la reserva. Apps Las aplicaciones móviles permiten crear una experiencia muy personalizada. Gracias a ellas, los clientes pueden pedir diferentes servicios justo cuando lo deseen. Funciona muy bien a la hora de, por ejemplo, pedir servicio de comida en la habitación. También para poder pagar directamente con el móvil. Además, utilizando herramientas de mensajería instantánea como la app móvil de HotelFriend se puede interactuar con el huésped durante toda la estancia, ya no solo para escuchar sus demandas, sino para proponerle cosas que puedan resultarle interesantes. Por último, se puede también vincular nuestros ‘extras’ como spa, reserva en el restaurante, servicios wellness, piscina… en nuestras páginas de Facebook e Instagram, de tal forma que si un potencial cliente ve nuestros servicios, pueda reservarlos al momento.

1. Storytelling
Seguro que nuestro hotel tiene algo que contar, como le ocurrió al Grand Hotel Budapest de la película. Puede estar ubicado en un edificio histórico o ser el escenario perfecto para que los huéspedes vivan momentos inolvidables. Vídeo, vídeo… vídeo…

Cuenta todo esto en un vídeo, muestra esas imágenes únicas. Despierta el interés en quien visite nuestra web o redes sociales. Y sitúa cerca un botón de reserva, seguro que la tasa de conversión crece.

2. Influence marketing y contenido de sus propios huéspedes
Deja que otros cuenten historias de tu hotel. El marketing de influencers crece en muchos sectores y el hospitality no es una excepción.

Forma un equipo donde esté incluido un influencer que represente los valores de tu marca y que sepa llegar al público que más te interese atraer al hotel. Incluso un microblogger, con pocos seguidores, puede ser interesante si sabemos que llega de lleno a nuestro público objetivo.

Además, las reseñas de los huéspedes en redes sociales y en OTAs, sí como otros contenidos que puedan generar ayudarán mucho a promocionar nuestra marca. Por ejemplo, puedes crear en la web una zona de ‘fotos originales’ de los huéspedes, promueve divertidos hashtags para las redes sociales, organiza concursos… Todo es poco para llamar la atención y la participación de tus huéspedes.

3. Vídeos
Parece que los jóvenes, y no tan jóvenes, son cada vez más perezosos a la hora de leer textos largos. La prueba es la enorme popularidad de YouTube y de las plataformas de vídeo. Vídeos cortos y atractivos (su atención dura como máximo ocho segundos) donde muestres las instalaciones del hotel, eventos, el plato estrella de tu restaurante, las actividades que organizáis para los niños…

No te olvides de mostrar la piscina, las vistas de tu hotel desde las mejores habitaciones, las atracciones que tienes más cerca de tus instalaciones… Las ideas son infinitas. Y compártelos como stories en Facebook e Instagram.

Apps, stories y ultrapersonalización: tendencias en marketing hotelero

Los comentarios están cerrados.