MARQUETING DE CONTINGUTS

Empreses Andorra | Ofertes Andorra | Esdeveniments Andorra | Anuncis Andorra | Empreses

El Mobile World Congress (MWC) se celebrará la semana que viene por decimocuarta vez en Barcelona, tras dar por superadas las dudas de la pasada edición por la inestabilidad política y social, según reconoció hace unas semanas el consejero delegado de la GSMA -entidad impulsora del evento-, John Hoffman. Los ánimos son muy diferentes a los de hace un año, cuando incluso la meteorología fue desfavorable durante el congreso. Esta edición, la predicción es de sol y calor, incluso a niveles inusuales para la época del año, y esta bonanza se extiende a las perspectivas de negocio.La edición de 2019, que lleva por lema ‘Conectividad inteligente’, prevé tocar techo en número de asistentes, con más de 107.000, y consolidar el impacto económico, que se calcula de 473 millones de euros. Los hoteles de la ciudad colgarán el cartel de completo el lunes y el martes, mientras que desde este fin de semana previo, hasta el próximo, tienen más reservas que la media habitual por estas fechas, que son de temporada baja turística, y a precios más elevados.El Gremio de Hoteles de Barcelona ofrece a la organización del Mobile 27.000 habitaciones a precio acotado, pero el resto de camas ve disparado su precio por la elevada demanda, que se extiende a los pisos turísticos y a kilómetros de distancia de la capital catalana. Los locales de restauración y ocio nocturno agrupados en Fecasarm también se frotan las manos, y este año auguran una facturación de casi 118 millones de euros durante la feria mundial del móvil, el doble que en 2018, por la buena climatología, que el año pasado redujo sus ingresos previstos a la mitad.Si no hay imprevistos, el MWC tiene firmada su permanencia en la Ciudad Condal hasta 2023, y Hoffman calificó de «idónea» la ampliación de Fira de Barcelona anunciada esta semana- para ayudar a retener el congreso, que ya ocupa todo el recinto Gran Via, además de gran parte del de Motjuïc para el congreso paralelo para emprendedores 4YFN. Si se cumple el calendario previsto, el recinto de L’Hospitalet sumará 60.000 metros cuadrados en 2024 con dos nuevos edificios, que supondrán un aumento del 25% en el espacio del recinto Gran Via.Las únicas nubes que pueden deslucir el congreso de este año son las de la movilidad. El principal escollo es la huelga convocada por los trabajadores del Metro de Barcelona -con negociaciones para evitarla al cierre de esta edición-. Los congresistas también se encontrarán sin Uber ni Cabify, aunque las empresas tradicionales de vehículos de alquiler con conductor darán el servicio habitual, que contratan las compañías asistentes al evento para los traslados de su personal -con muchos directivos- e invitados.Escaparate internacionalLas 2.400 empresas expositoras, de las que 189 serán españolas, aprovecharán el evento para contactos de negocios, y los congresistas -incluyendo delegaciones ministeriales de más de 160 países- podrán conocer las últimas novedades en 5G, inteligencia artificial, Internet de las Cosas y big data.Y es que el MWC no es solo un escaparate para presentar el último grito en teléfonos móviles -que también-, sino que cada vez ganan más peso las aplicaciones de la tecnología en todos los ámbitos: desde las finanzas, la salud y la automoción, a la industria, la agricultura y el entretenimiento. Todo ello tendrá su reflejo en el congreso, y también en el reparto de ponentes estrella.Además de los máximos directivos de fabricantes y operadoras móviles, participará el fundador de la multinacional japonesa de comercio electrónico Rakuten, Hiroshi Mikitani, y el presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach. También el consejero delegado de Microsoft, Satya Nadella, y el cerebro de las aplicaciones geoespaciales de Google y del juego Pokémon Go, John Hanke.

El Mobile World Congress (MWC) se celebrará la semana que viene por decimocuarta vez en Barcelona, tras dar por superadas las dudas de la pasada edición por la inestabilidad política y social, según reconoció hace unas semanas el consejero delegado de la GSMA -entidad impulsora del evento-, John Hoffman. Los ánimos son muy diferentes a los de hace un año, cuando incluso la meteorología fue desfavorable durante el congreso. Esta edición, la predicción es de sol y calor, incluso a niveles inusuales para la época del año, y esta bonanza se extiende a las perspectivas de negocio.La edición de 2019, que lleva por lema 'Conectividad inteligente', prevé tocar techo en número de asistentes, con más de 107.000, y consolidar el impacto económico, que se calcula de 473 millones de euros. Los hoteles de la ciudad colgarán el cartel de completo el lunes y el martes, mientras que desde este fin de semana previo, hasta el próximo, tienen más reservas que la media habitual por estas fechas, que son de temporada baja turística, y a precios más elevados.El Gremio de Hoteles de Barcelona ofrece a la organización del Mobile 27.000 habitaciones a precio acotado, pero el resto de camas ve disparado su precio por la elevada demanda, que se extiende a los pisos turísticos y a kilómetros de distancia de la capital catalana. Los locales de restauración y ocio nocturno agrupados en Fecasarm también se frotan las manos, y este año auguran una facturación de casi 118 millones de euros durante la feria mundial del móvil, el doble que en 2018, por la buena climatología, que el año pasado redujo sus ingresos previstos a la mitad.Si no hay imprevistos, el MWC tiene firmada su permanencia en la Ciudad Condal hasta 2023, y Hoffman calificó de "idónea" la ampliación de Fira de Barcelona anunciada esta semana- para ayudar a retener el congreso, que ya ocupa todo el recinto Gran Via, además de gran parte del de Motjuïc para el congreso paralelo para emprendedores 4YFN. Si se cumple el calendario previsto, el recinto de L'Hospitalet sumará 60.000 metros cuadrados en 2024 con dos nuevos edificios, que supondrán un aumento del 25% en el espacio del recinto Gran Via.Las únicas nubes que pueden deslucir el congreso de este año son las de la movilidad. El principal escollo es la huelga convocada por los trabajadores del Metro de Barcelona -con negociaciones para evitarla al cierre de esta edición-. Los congresistas también se encontrarán sin Uber ni Cabify, aunque las empresas tradicionales de vehículos de alquiler con conductor darán el servicio habitual, que contratan las compañías asistentes al evento para los traslados de su personal -con muchos directivos- e invitados.Escaparate internacionalLas 2.400 empresas expositoras, de las que 189 serán españolas, aprovecharán el evento para contactos de negocios, y los congresistas -incluyendo delegaciones ministeriales de más de 160 países- podrán conocer las últimas novedades en 5G, inteligencia artificial, Internet de las Cosas y big data.Y es que el MWC no es solo un escaparate para presentar el último grito en teléfonos móviles -que también-, sino que cada vez ganan más peso las aplicaciones de la tecnología en todos los ámbitos: desde las finanzas, la salud y la automoción, a la industria, la agricultura y el entretenimiento. Todo ello tendrá su reflejo en el congreso, y también en el reparto de ponentes estrella.Además de los máximos directivos de fabricantes y operadoras móviles, participará el fundador de la multinacional japonesa de comercio electrónico Rakuten, Hiroshi Mikitani, y el presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach. También el consejero delegado de Microsoft, Satya Nadella, y el cerebro de las aplicaciones geoespaciales de Google y del juego Pokémon Go, John Hanke.

El Mobile World Congress (MWC) se celebrará la semana que viene por decimocuarta vez en Barcelona, tras dar por superadas las dudas de la pasada edición por la inestabilidad política y social, según reconoció hace unas semanas el consejero delegado de la GSMA -entidad impulsora del evento-, John Hoffman. Los ánimos son muy diferentes a los de hace un año, cuando incluso la meteorología fue desfavorable durante el congreso. Esta edición, la predicción es de sol y calor, incluso a niveles inusuales para la época del año, y esta bonanza se extiende a las perspectivas de negocio.La edición de 2019, que lleva por lema ‘Conectividad inteligente’, prevé tocar techo en número de asistentes, con más de 107.000, y consolidar el impacto económico, que se calcula de 473 millones de euros. Los hoteles de la ciudad colgarán el cartel de completo el lunes y el martes, mientras que desde este fin de semana previo, hasta el próximo, tienen más reservas que la media habitual por estas fechas, que son de temporada baja turística, y a precios más elevados.El Gremio de Hoteles de Barcelona ofrece a la organización del Mobile 27.000 habitaciones a precio acotado, pero el resto de camas ve disparado su precio por la elevada demanda, que se extiende a los pisos turísticos y a kilómetros de distancia de la capital catalana. Los locales de restauración y ocio nocturno agrupados en Fecasarm también se frotan las manos, y este año auguran una facturación de casi 118 millones de euros durante la feria mundial del móvil, el doble que en 2018, por la buena climatología, que el año pasado redujo sus ingresos previstos a la mitad.Si no hay imprevistos, el MWC tiene firmada su permanencia en la Ciudad Condal hasta 2023, y Hoffman calificó de «idónea» la ampliación de Fira de Barcelona anunciada esta semana- para ayudar a retener el congreso, que ya ocupa todo el recinto Gran Via, además de gran parte del de Motjuïc para el congreso paralelo para emprendedores 4YFN. Si se cumple el calendario previsto, el recinto de L’Hospitalet sumará 60.000 metros cuadrados en 2024 con dos nuevos edificios, que supondrán un aumento del 25% en el espacio del recinto Gran Via.Las únicas nubes que pueden deslucir el congreso de este año son las de la movilidad. El principal escollo es la huelga convocada por los trabajadores del Metro de Barcelona -con negociaciones para evitarla al cierre de esta edición-. Los congresistas también se encontrarán sin Uber ni Cabify, aunque las empresas tradicionales de vehículos de alquiler con conductor darán el servicio habitual, que contratan las compañías asistentes al evento para los traslados de su personal -con muchos directivos- e invitados.Escaparate internacionalLas 2.400 empresas expositoras, de las que 189 serán españolas, aprovecharán el evento para contactos de negocios, y los congresistas -incluyendo delegaciones ministeriales de más de 160 países- podrán conocer las últimas novedades en 5G, inteligencia artificial, Internet de las Cosas y big data.Y es que el MWC no es solo un escaparate para presentar el último grito en teléfonos móviles -que también-, sino que cada vez ganan más peso las aplicaciones de la tecnología en todos los ámbitos: desde las finanzas, la salud y la automoción, a la industria, la agricultura y el entretenimiento. Todo ello tendrá su reflejo en el congreso, y también en el reparto de ponentes estrella.Además de los máximos directivos de fabricantes y operadoras móviles, participará el fundador de la multinacional japonesa de comercio electrónico Rakuten, Hiroshi Mikitani, y el presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach. También el consejero delegado de Microsoft, Satya Nadella, y el cerebro de las aplicaciones geoespaciales de Google y del juego Pokémon Go, John Hanke.

Puede que te hayas perdido