La pandemia del COVID-19 ha puesto a prueba la capacidad de resiliencia y reinvención de las cadenas hoteleras. MELIÁ ha lanzando una nueva experiencia para teletrabajar desde sus establecimientos y disfrutar de la oferta complementaria del hotel
octubre 14, 2020

La pandemia del COVID-19 ha puesto a prueba la capacidad de resiliencia y reinvención de las cadenas hoteleras. MELIÁ ha lanzando una nueva experiencia para teletrabajar desde sus establecimientos y disfrutar de la oferta complementaria del hotel

Por MARQUETINGDECONTINGUTS

La pandemia del COVID-19 ha puesto a prueba la capacidad de resiliencia y reinvención de las cadenas hoteleras.

Las restricciones de movilidad y las nuevas tendencias de consumo, marcadas por el distanciamiento social y la confianza sanitaria, exigen respuestas innovadoras y adaptadas al entorno actual. A tal fin, Meliá Hotels International ha querido aprovechar su know-how, infraestructura y capacidades digitales para explorar nuevas oportunidades de negocio.

La pandemia del COVID-19 ha puesto a prueba la capacidad de resiliencia y reinvención de las cadenas hoteleras. MELIÁ ha lanzando una nueva experiencia para teletrabajar desde sus establecimientos y disfrutar de la oferta complementaria del hotel

En este contexto, la hotelera ha sacado ventaja de su conocimiento en el segmento bleisure lanzando una nueva experiencia para teletrabajar desde sus establecimientos y, al mismo tiempo, disfrutar de la oferta complementaria del hotel.

Meliá responde así a la creciente demanda de empresas y empleados que necesitan un espacio bien equipado, confortable y seguro para desarrollar su trabajo sin distracciones y con absoluta privacidad.

“La iniciativa se ha puesto en marcha en una selección de hoteles bleisure en destinos urbanos que, debido al desplome de los viajes de negocios y las restricciones de movilidad, buscan nuevas fórmulas para mejorar ocupación e ingresos, con el público local como principal objetivo”, explica André Gerondeau, Chief Operating Officer de Meliá Hotels International.

Nace así un nuevo concepto de Day Stay, que permite al cliente hacer uso privado de la habitación y disfrutar de los servicios del hotel durante el día, en horario de 8.00 a 20.00h, y que ya está disponible en varios hoteles de la compañía en España, Alemania, Reino Unido, Italia y Estados Unidos, con un rango de precios desde 49 euros a 109 euros, en función del destino y la marca.