Un blog conlleva, a su alrededor, infinidad de tareas. Eso nos impide, en general, ocuparnos como es debido de lo fundamental que es elaborar los contenidos. O, por el contrario, abandonar dichas tareas y, entonces, el funcionamiento del blog corre peligro. Entre esas tareas, a las que me refiero, se encuentran la lectura de fuentes, publicar en redes sociales para promover y divulgar nuestros posts y los de otros, el mantenimiento (backups, optimización del rendimiento, SEO, etc.)

Un blog conlleva, a su alrededor, infinidad de tareas. Eso nos impide, en general, ocuparnos como es debido de lo fundamental que es elaborar los contenidos. O, por el contrario, abandonar dichas tareas y, entonces, el funcionamiento del blog corre peligro, podemos perder Posicionamiento en Google
Un blog conlleva, a su alrededor, infinidad de tareas. Eso nos impide, en general, ocuparnos como es debido de lo fundamental que es elaborar los contenidos. O, por el contrario, abandonar dichas tareas y, entonces, el funcionamiento del blog corre peligro, podemos perder Posicionamiento en Google

Un blog conlleva, a su alrededor, infinidad de tareas. Eso nos impide, en general, ocuparnos como es debido de lo fundamental que es elaborar los contenidos. O, por el contrario, abandonar dichas tareas y, entonces, el funcionamiento del blog corre peligro, podemos perder Posicionamiento en Google. Entre esas tareas, a las que me refiero, se encuentran la lectura de fuentes, publicar en redes sociales para promover y divulgar nuestros posts y los de otros, el mantenimiento (backups, optimización del rendimiento, SEO, etc.)

Deja un comentario

andorre@orange.fr

Nombre *
Correo electrónico *
Web